Conforme se acerca el buen tiempo, las ganas de aventura crecen. Y como todos tenemos un amigo o amiga que disfruta con esas interminables escapadas en la naturaleza, aquí te dejamos cuatro gadgets imprescindibles que le puedes regalar para sus expediciones. O regalarte, si el amigo eres tú.

Una bolsa estanca

Estamos ante uno de esos accesorios que no sabías que necesitabas hasta que te encuentras con el contenido de tu mochila empapado. Y que se te moje la ropa que llevas para cambiarte es un verdadero problema, incluso aunque tu ruta vaya a ser de un par de horas. Caminar con los calcetines mojados no solo es incómodo, también peligroso para tu salud.

Su funcionamiento es bien sencillo: se trata de una bolsa o saco, impermeable, para guardar aquellas cosas que no se pueden o no quieres bajo ninguna circunstancia que se mojen. Y dirás, ¿y no vale una bolsa de plástico? Como solución de baja tecnología, sí, te vale, pero por muy fuerte que aprietes el nudo con el que la cierres, nada te garantiza que sea realmente estanca.

Son muy útiles en las aventuras en la naturaleza, porque nunca sabes cuándo te va a tocar vadear un río, o cuándo te puede caer un chaparrón, pero también para practicar deportes acuáticos.

Lo ideal es que sea una bolsa ligera, para no añadir peso extra a tu impedimenta, y con la capacidad que vayas a necesitar. Las hay que son completamente sumergibles, pensadas para hacer surf o kayak, y también otras simplemente impermeables, para tus aventuras al aire libre, en las que hay riesgo de que tus cosas se mojen. El material es sintético, y su resistencia será mayor o menor en función del uso para el que estén pensadas: si van a rozar con la cubierta de un barco aguantarán más la abrasión que si van a estar dentro de una mochila.

Te dejamos algunas opciones que consideramos como las más interesantes del mercado:

  • Dry Bag Earth Pak: de 10 a 40 litros, incluye una funda impermeable para el teléfono móvil.
  • Sea to Summit Dry Sack ADS4: con tamaños desde 2 litros, cuenta con algunas características que normalmente se pasan por alto, como que el forro interno sea blanco para encontrar más fácil tus cosas, o permitirte reemplazar los cierres.
Una bolsa etanca de la marca Sea to Summit

Mantén tus pertenencias a salvo de la humedad con una buena bolsa estanca. Foto: Sea to Summit

Un filtro de agua

Si la aventura es corta, no llevarás mucho peso y te puedes permitir el lujo de llevar tu propio agua. Pero, ¿y si vas a estar un par de días, o más, fuera? Cargar con agua para varios días es inviable, porque cada kilo de peso cuando estás de ruta cuenta. Para evitarte ese inconveniente están los filtros de agua, con los que podrás beber agua en la naturaleza sin riesgo de enfermar.

Los hay de varios tipos, pero todos funcionan de una manera parecida: purificando el agua que atraviesa sus filtros. Encontrarás filtros con los que beber directamente de la fuente de agua, otros de estilo botella, que purificarán el agua en ella contenida, y algunos más elaborados para filtrar mayores cantidades de agua, útiles si vas a acampar.

  • LifeStraw: filtro de estilo “pajita” o “straw”, con el que beber directamente de la fuente de agua. Filtra hasta 4.000 litros antes de perder eficacia, sin baterías ni químicos. Pesa apenas 57 gramos y, como valor añadido, la marca se compromete a dar acceso a agua potable a un niño durante un año con cada compra. Ahora bien, este tipo de filtros requieren de un cuidado especial, ya que es fácil que se atasquen.
  • Filtro por presión NEVYTOL: funciona por bombeo, absorbiendo el agua sin tratar y haciéndolo pasar mecánicamente por el filtro, para expulsarlo limpio y listo para beber. Pesa 420 gramos y puede filtrar 5.000 litros, pero hay que tener cuidado de no dañar el mecanismo de bombeo, el talón de Aquiles de este filtro.
  • Filtro por gravedad Waterdrop: compuesto por dos bolsas, la que contendrá el agua por tratar y la que recibirá la filtrada, y el filtro que conecta ambas, además de un tubo para que puedas colgar la primera y que la gravedad haga su trabajo. El saco tiene una capacidad de 5 litros, y el filtro puede purificar hasta 5.300. Pesa medio kilo.
Un hombre utiliza un filtro LifeStraw para beber agua en la naturaleza

Aunque sean desechables, los filtros de agua tienen una vida notablemente larga. Foto: LifeStraw

Un cargador solar

En la naturaleza no hay enchufes, pero eso no implica renunciar a la tecnología. Como la batería de los smartphones es finita (raro es el que dura más de dos días sin cargar), necesitarás cómo recargarla. Las baterías externas son una opción, pero son pesadas, y ya sabes que cada kilo cuenta a la hora de echarte la mochila a la espalda.

Por suerte, los cargadores solares son una alternativa, gracias a que la tecnología ha avanzado lo suficiente para que sean realmente eficaces. Esencialmente, los podemos dividir en dos categorías: los que incluyen un powerbank y los que no.

Los primeros cuentan con una batería, lo que añade peso a la ecuación, como hemos visto, pero a cambio te permiten estar cargándola de forma pasiva, pues puedes desplegarlo colgado en tu mochila y dejar que trabaje mientras caminas, y conectar tu dispositivo cuando acampes. Los segundos son más ligeros, pero también puedes aprovechar la ruta para cargar el dispositivo, aunque implica el tener que lidiar con cables.

  • Cargador solar Lasuki: una única placa no impide que sea una navaja suiza. Tiene una batería de 31.200 mAh (unas diez cargas de un smartphone), puede dar energía a seis dispositivos de forma simultánea, gracias a sus cuatro cables, su puerto USB genérico y su cargador inalámbrico de 5W. Y, además, incluye una linterna LED. Es impermeable y resistente a los golpes. Pesa, eso sí, casi 600 gramos.
  • Cargador solar Innovate: sus tres placas dan 21W, son impermeables (salvo los conectores) y pesa solo 460 gramos. Tiene solo dos puertos, pero al ser USB-C y USB-A (el estándar «de toda la vida») resulta compatible con casi cualquier dispositivo.
Un joven mochilero, con un panel solar portátil extendido a su espalda

La eficacia de los paneles solares portátiles ha mejorado drásticamente en unos pocos años. Foto: Innovate

Un buen cuchillo de aventura

En Ruteon ya te hablamos de cuáles eran los mejores cuchillos para la naturaleza, y aquí vamos a barrer para casa, sin que eso implique que te recomendemos los mejores cuchillos de supervivencia que posiblemente puedas comprar en la actualidad. Hablamos de los que fabrica uno de nuestros partners, JEO-TEC.

Y, en concreto, te recomendamos el JEO-TEC Nº47 Ruteon Edition, con filo de acero MOVA 58 y mango ultraresistente de micarta nranja, con nuestro logo grabado y funda negra de nylon.

Un cuchillo JEO-TEC, con el logo de Ruteon grabado en el filo.

Un buen cuchillo puede marcar la diferencia en tus salidas a la naturaleza. Foto: JEO-TEC

Dar con el regalo perfecto no es sencillo, pero seguro que con estas ideas das con la tecla con ese compañero mochilero. En Ruteon trabajamos para que cada aventura que vivas sea mejor que la anterior. ¡Disfruta de tus expediciones y viajes!

Conviértete en socio de Ruteon…  a ver ¿por qué? Porque es único en el mundo.  Sí, así es. Porque tendrás acceso a cursos online impartidos por expertos que no vas a ver en ningun sitio. Por los documentales. Por los eventos únicos que preparamos para exploradores y socios. Porque hacemos actividades y porque contigo hacemos crecer una comunidad que nos permite seguir construyendo más y mejor contenido de aventura, de naturaleza, llena de valores y de curiosidad por descubrir y proteger este planeta. 

Un joven hace autostop mientras viaja solo

Pin It on Pinterest

Share This